Curso escritura

Realismo sucio

Muy buenos días Personas, hoy os voy a hablar del realismo sucio.
Este finde de tres días ya asoma la nariz, junto a un radiante sol mañanero que presagia una buena jornada. No sufráis, el lunes no me tomo fiesta de vosotros y os traeré una nueva publicación.

Realismo

Realismo

 

Si habéis leído mi descripción veréis que me defino como un escritor joven que en relato corto se siente más a gusto con un género similar al realismo sucio, término que no he inventado yo.

Entremos en materia: ¿Qué es el realismo sucio? Es un movimiento literario nacido en Estados Unidos en la década de los setenta. Algunos críticos lo catalogan como una parte del minimalismo literario, puesto que es un genero narrativo que pretende reducir el texto a los elementos esenciales, cuyos personajes suelen ser personas corrientes que no viven grandes aventuras ni tienen una profunda personalidad ni una psique desarrollada.
Tampoco tiene el texto una forma compleja ni adornada, el lenguaje es plano, sencillo y directo, sin adornos, ni florituras, ni lirismos desenfrenados. Tampoco los necesita, el contexto de la narración ya lo explica todo.

Se podría llegar a pensar que el realismo sucio es entonces un género sencillo de escribir, nada más lejos de la realidad: toda la atmósfera del relato, en conjunción con el lenguaje de aspecto descuidado y parco, está meticulosamente trabajado. No se escribe el realismo sucio desde la vaguedad, se hace desde la trabajada inventiva que escoge meticulosamente cada palabra para darle al texto un aire descuidado. Algo así como quien pasa horas frente a un espejo, gomina en mano, para lograr un peinado “efecto descuidado”.

El realismo sucio nace de la necesidad de dejar atrás ciertos géneros literarios cargados de pompa y ostentación, que nada aportan realmente y que solo sirven para rellenar las páginas, y el ego, de escritores mediocres con gusto por usar palabras largas y con cierta musicalidad.

Este movimiento da al lector lo que quiere: una historia fácil de leer, con contenido, de lenguaje directo y con situaciones y personajes con los que sentirse identificados, debido a la cotidianidad de los mismos.

Los autores más destacados de este movimiento son : Charles Bukowski, William Sydney Porter ( O.Henry), J.D Sallinger, Jhon Fante, Pablo Palacio, Juan M. Velázquez, Karmelo C. Irribaren e Iban Zaldua entre otros.

En lo que respecta a mi prosa, me gusta denominar el estilo de alguno de mis relatos cortos como: “realismo manchado”, puesto que es un realismo salpicado de esa “suciedad” propia que tiene dicho realismo. Los textos suelen ser sencillos y cargados de crudeza, con personajes sencillos y situaciones análogas, también presentan altas dosis de crítica e ironía, con un humor un poco ácido. También es posible encontrar algo de lirismo, una pizca, para acabar de formar el texto y es precisamente por esa mota de finura es que llamo a mi realismo “manchado” y no “sucio”. Se asemejan bastante, pero no son lo mismo.

Si queréis ver un ejemplo de lo que os hablo tenéis el texto “Fases del duelo” en el cual se cumplen todas las cosas que he dicho que tenía mi realismo particular.

Pues por esta semana y mes, esto es todo, el lunes volveré con un artículo nuevo. Para cualquier duda, sugerencia o demás tenéis la caja de comentarios.

Sed buenos, leer mucho, vivid aventuras cotidianas y ensuciaros si queréis, en literatura todo está permitido.

Un saludo.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *