Curso escritura

Emociones escritas, sensaciones impresas

Buenos días Personas, el tema de hoy son las emociones que nos transmiten los textos que leemos.

Emociones

Emociones

Estar de vacaciones y tener que madrugar para tener que atender otros asuntos debería ser un delito tipificado, pero desgraciadamente la vida no da respiros y no espera a nadie, de modo que aquí seguimos dando guerra.

En el mundo literario el lenguaje lo es todo, concretamente el escrito. Cada una de las palabras esta pensada para crear un clima o una sensación concreta, nada se deja al azar. Un escritor no transmite algo por accidente, es posible que se comprenda mal su texto, porque, por ejemplo, no todo el mundo es capaz de comprender el sarcasmo y la ironía, sobre todo cuando éstas han sido hiladas de una forma muy fina, de tal manera que solo una mente muy aguda y despierta sería capaz de captarlas y entender el texto con la verdadera intención con la que pretendía su autor.

A la hora de lograr transmitir emociones, sentimientos, pensamientos y demás la empatía juega un papel crucial, el escritor debe saber ponerse en la piel del lector y saber con qué palabras exactas debe expresarle lo que pretende decirle, en la intensidad que desea, mientras va avanzando la lectura. Y todo eso sin notas a pie de página, comentarios sobre interpretaciones, ni indicaciones entre paréntesis que indiquen el tono y rapidez con que debe leerse el texto para lograr la sensación que pretendía el autor

El texto siempre debe estar desnudo, para que todas las sensaciones y emociones calen de forma más natural, no obstante el escritor tiene toda una serie de recursos a su disposición con las que hacer que el texto sea interpretado de la manera que el quiere.
El primero de ellos, por su ubicación, es la cita. Está siempre antes del texto, después de la dedicatoria y sirve como filtro de tono y emociones con las que se debe leer el texto siguiente. La cita hace referencia a un párrafo de un libro o a una frase dicha por un autor, debe evocar el sentimiento con el que queremos impregnar al lector, para que al leer el texto tenga en mente la sensación que le ha transmitido la cita. Os pongo un ejemplo de frase polarizante: “Cuando miras largo tiempo a un abismo, el abismo también mira dentro de ti”. Esta frase de Nietzsche, evoca  intranquilidad y miedo a lo desconocido, con una sensación del peligro que conlleva querer desentrañar un misterio y todo eso con tan sólo catorce palabras.

Otro recurso para expresar emociones son los narradores y los personajes. De hecho, la mayor parte de las emociones van a ser expresadas por estos dos elementos, ya sea de forma directa o indirecta, a través del dialogo, la narración, o de la descripción.
El último de los recursos es el lenguaje en sí mismo, con todo lo que este permite. Utilizando correctamente las figuras literarias, la métrica de las palabras y las cacofonías se puede lograr trasmitir una infinidad de sentimientos y emociones, además de un ritmo determinado, la cual cosa exacerba según que sentimientos, como por ejemplo la impaciencia, si un personaje tiene prisa y está entablado en una conversación con otro que utiliza palabras largas y rimbombantes, hará que la urgencia por terminar la conversación aumente, y esto afectará al lector, al cual tendremos atascado en una conversación insulsa e irrelevante, que no aportará nada y estará deseando que termine, para poder proseguir con la parte interesante del texto.

En definitiva, escribir conlleva un mínimo de conocimiento sobre como funciona el alma humana, puesto que como escritores debemos dotar de ella a nuestros textos. Para que sea este alma la que hable a la de los lectores y así poder crear un vínculo empático con ellos y poder transmitirle todo lo que pretendemos de forma natural y amena, puesto que si algo cala en el lector le acompañará allá dónde vaya durante el resto de su vida, y más vale que sea algo con lo que el lector quiera cargar.

Pues de momento eso es todo por hoy, espero que os haya gustado y haya logrado transmitiros algo hoy. No os olvidéis de compartirlo si ha sido el caso. Nos vemos el miércoles con un nuevo tema.

Sed buenos. Un saludo.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *