¿ Pero dónde te metes?

Buenas tardes personas, os estaréis preguntando dónde estoy, pero tengo excusas.

Si eres asiduo a mi blog te estarás preguntando porque no escribo con mas frecuencia. También es posible que te preguntes que cómo es que no se sabe nada de esa novela de la que dije en abril que tendría lista para finales de dicho mes, estando ya casi a finales de mayo no haya vuelto a decir nada de ella. Bien, a ti que quieres saber te responderé.
Han pasado cosas en mi vida que me han impedido dedicarme todo lo que me gustaría a escribir. Tanto la novela como el blog. No voy a entrar en detalles, básicamente ha sido una mezcla de :”no puedo con todo” y muy mala organización por mi parte. Tras meditarlo seriamente, ajustarme y sobreponerme a las circunstancias he decidido que voy a continuar con mi pasión. Puede que, aún, no me de para comer, pero mi alma merece también alimento y la mejor forma de dárselo es dejarme llevar por mi irrefrenable impulso de crear historias.
¿Qué voy a hacer con la novela? Seguir con ella, corrigiendo y cambiando todo lo que crea oportuno. Ya lo dije una vez: prefiero tardar mucho a tener un texto infumable que no transmita lo que quiero.
Otro tema que quería comentaros: he conocido a un dibujante, nos hemos hecho amigos, y tenemos que hablar de muchas cosas a nivel profesional. No quiero adelantar nada, pero es probable que acabemos trabajando en algún proyecto conjunto. El tiempo lo dirá.

Me despido diciendo que voy a intentar publicar más amenudo y que este finde pienso dedicarlo entero a la novela, bueno, miento: también voy a dedicárselo a esa persona que hace dentro de un mes hará un año que puso un anillo en mi dedo, prometiendo quererme, y no ha dejado de hacerlo en ningún momento.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *